Translate

5 de diciembre de 2012

PageNest, o cómo guardar páginas completas para su exploración offline

Pese a que Internet y los contenidos en la nube son sin duda los amos y protagonistas indiscutibles de la informática de consumo de hoy en día -tanto que ésta ya no se conoce siquiera por ese nombre-, el acceso a contenidos fuera de línea u offline siempre tendrá un pequeño hueco en la misma. Por ejemplo, y estoy citando el primer ejemplo que me viene a la cabeza, aunque muchos utilicemos Spotify para disfrutar de la música, muchas veces hacemos uso de sus características offline para evitar un consumo de datos excesivo o para seguir disfrutando cuando no tenemos conexión a Internet.


PageNest


Volviendo a lo que es el ámbito general del consumo de contenidos, a la mayoría -vídeos, música, etc- accedemos a través del hipertexto, y de su lienzo, las páginas web. En ocasiones hemos hablado de como hacernos con páginas web para su disfrute offline, como por ejemplo con PageArchiver, una extensión Chrome que guarda la página completa, con imágenes, y que puede ser una muy buena idea debido a sus buenos resultados y rapidez.


También hemos comentado la existencia de Single File, que además de hacer lo mismo lo hace en un sólo archivo HTML, incluyendo imágenes embebidas directamente en formato binario. Hoy, sin embargo, quiero hablar de PageNest, una utilidad para Windows que nos permite descargar sitios enteros para su navegación offline .


Su premisa es sencilla. Localizar la página principal de un sitio, un dato que nosotros tenemos que especificar y que en la mayoría de los casos será la dirección de dominio de la web en cuestión, y a partir de ahí ir extrayendo imágenes, scripts, hojas de estilo CSS, y demás elementos, para hacernos con el sitio web completo.


Como todas las aplicaciones de este estilo, PageNest no es infalible, y dependiendo de cómo esté escrito el sitio y de los sistemas de seguridad que incluya, logrará hacer su trabajo completamente o nos dejará con algunos elementos no disponibles. En las pruebas ha funcionado a las mil maravillas, sin embargo, y por eso he decidido hablaros de ella, además de su sencillez: Básicamente hay que pulsar un botón, el de descarga, tras la introducción de la URL.


En las opciones podemos configurar parámetros tales como el nivel de profundidad al que queremos acceder (por ejemplo, seguir hipervínculos hasta tres veces: Página 1 -> Página 2 -> Página 3), la opción de no poner límites y tratar de hacernos con el sitio completo, o el tipo de archivos que queremos descargar o excluir.


Por cierto, PageNest cuenta con una versión gratuita y una Pro que cuesta 40 dólares americanos (unos 30 euros) y añade algunas funciones además de contar con soporte técnico. Si habéis decidido optar por la primera, lo más lógico para saber si os convence o no, atentos al programa de instalación, ya que incluye ad-ware -totalmente indoloro, eso sí- y nos preguntará si queremos instalar la famosa IncrediBar en nuestro navegador.












via Bitelia http://da.feedsportal.com/c/33160/f/538987/s/2640b689/l/0Lbitelia0N0C20A120C120Cpagenest0Eoffline/ia1.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario