Translate

11 de noviembre de 2012

Consejos para sacarle partido a Twitter en las pequeñas empresas

Cuando hablamos de nuestros consejos para administradores de perfiles de redes sociales, generalmente nos estamos refiriendo a perfiles con una cantidad más o menos grande de seguidores. Cuando tenemos un pequeño negocio, es posible que nuestra presencia online requiera de más trabajo. También hay muchas posibilidades de que no tengamos un Community Manager que esté encargado de administrar nuestras redes y que nos tengamos que ocupar personalmente. Con todas estas cosas podemos trabajar.



Sin embargo, hay que tener en cuenta que las estrategias que sigamos tienen que ser diferentes. No es lo mismo dirigirnos a 50 mil personas que a 500. Si hacemos lo mismo en los dos casos, entonces no vamos a tener el éxito que esperamos. En el caso de Twitter nos enfrentamos a un desafío particular, porque probablemente no tengamos la posibilidad de crear anuncios –la publicidad en Twitter en estos momentos no es exactamente accesible- y generar una buena cantidad de seguidores puede ser complicado.


Por eso hemos armado una lista con algunos consejos para los administradores de Twitter de pequeñas empresas. Como siempre, la aclaración que corresponde: cada caso de perfil de redes sociales es completamente particular. Solamente porque una estrategia funcione para determinada cuenta, no significa que funcionará para todas. Nosotros somos los que conocemos el producto y la comunidad, por eso tenemos que ser los que construimos la comunidad.


Usa la herramienta de búsqueda


Si somos un pequeño negocio y además acabamos de llegar a Twitter, lo más probable es que los usuarios –y nuestros consumidores- no estén enterados de nuestra existencia. Por eso, no tenemos que prestar atención únicamente a las menciones que se nos hagan con nuestro nombre de usuario, sino tener habilitada una búsqueda con nuestro nombre de usuario para saber quién está hablando de nosotros.


Elige una herramienta de monitoreo


Es importante que desde un primer momento seleccionemos la herramienta que mejor nos funciona. Si es TweetDeck, gracias a su aceitado sistema de notificaciones, si es HootSuite, que tiene un aire más profesional, no importa. Lo importante es que tengamos esto en cuenta –nuestras necesidades- para ya setear todo.


Crea objetivos


Aunque no tenemos que seguirlos a rajatabla, puede ser interesante ponernos objetivos a cumplir: tener determinada cantidad de mentions por día, tener tanta cantidad de seguidores, etc. Por supuesto, tenemos que tener objetivos realistas. O, si sentimos que nos motivará más, ponernos los objetivos más altos que podemos esperar. Pero lo importante es motivarnos a través de objetivos, de cualquier tipo que sean.


Conecta personalmente


Aunque en un primer momento no tengamos demasiadas menciones o interacción con el resto de los usuarios, lo que podemos hacer es conectar con cada persona que menciona nuestra marca aún sin usar nuestro nombre de usuario. Además, podemos hacer RT de sus comentarios, o RT de cosas interesantes de los seguidores que nos parezcan más apropiados. Podemos conectar con las personas como si fuéramos un usuario más de Twitter.


Prioriza las imágenes y los videos


Hoy en día, el contenido audiovisual es el que más paga en redes sociales. Por eso, a la hora de seleccionar qué tipo de mensajes vamos a enviar en nuestra cuenta de Twitter, también tenemos que hacerlo: por ejemplo, fotografías y videos de producto, de nuestras tiendas, de nuestros empleados, de lo que sea, pero que reflejen bien una imagen de marca, la filosofía de nuestro negocio.


Contenidos interesantes


Volviendo para el lado de los contenidos, es importante que tengamos en cuenta que, al ser nuevos usuarios de esta plataforma, nos sintamos tentados con hacer de todo. Así es como se terminan hartando los usuarios que nos siguen. Por eso, siempre tenemos que tener una propuesta y una voz diferente, y sobre todo, contenido que motive a los usuarios a seguirnos y a quedarse con nosotros. Por eso tenemos que posicionarnos en un lugar intermedio, que no sea completamente distendido pero que tampoco se dedique nada más a contar cosas de productos.


Aprende de otras experiencias


Trata de seguir otros medios de publicidad online para enterarte de cuáles son los casos de éxito de los pequeños negocios, y busca consejos en internet. Es posible que no puedan aplicarse todos los ejemplos a tu caso en particular, pero se puede aprender mucho y podemos almacenar información para el futuro, para inspirarnos para hacer concursos, y más. No es cuestión de imitar, sino de ver qué cosas son las que están funcionando en el momento.


Sigue a personas relacionadas con tu marca


Muchas herramientas nos ayudan a saber si las personas que están en Twitter pueden ser adecuadas para seguirnos. Así es, por poner un ejemplo, que si tenemos un local de papas fritas vamos a querer seguir a personas que estén fanatizadas por las papas fritas. Esta es una herramienta de doble filo: tampoco podemos seguir a las personas y esperar que nos vuelvan a seguir, pero si no tenemos seguidores podemos armar una base mínima de usuarios leales y luego armar un concurso para viralizar la cuenta.


Promociona tu cuenta en la vida real


Si tenemos una tienda, un local abierto al público, o lo que sea, podemos promocionar nuestra cuenta de Twitter de diferentes formas. Hasta podemos poner un código QR en algún lugar de la tienda para que las personas nos puedan comenzar a seguir aún antes de salir de la tienda.


Estas son solo algunas sugerencias para seguir mientras estamos comenzando a entender Twitter. Si somos realmente novatos, recomiendo pasar una buena cantidad de tiempo viendo cómo funciona la plataforma, qué herramientas tiene disponibles, y cómo podemos aprovecharlas para nuestro beneficio. ¡Nunca se olviden de la diversión del experimento!












via Bitelia http://da.feedsportal.com/c/33160/f/538987/s/256cac29/l/0Lbitelia0N0C20A120C110Cconsejos0Epara0Esacarle0Epartido0Ea0Etwitter0Een0Elas0Epequenas0Eempresas/ia1.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario