Translate

26 de septiembre de 2012

¿Las palomitas de maíz pueden causar una enfermedad pulmonar?


No, no vamos a hablar de palomitas de cine asesinas que hacen que te atragantes durante una película de estreno y te quedes sin respiración. El caso de hoy no será ese, sino que será algo más crónico, más costoso, y que tiene bastante más que ver con un proceso químico y duradero que con algo mecánico como es un atragantamiento.


Aunque parezca raro, según los tribunales de Estados Unidos, si sería posible acabar sufriendo una enfermedad pulmonar crónica por inhalar el olor de la mantequilla artificial de las palomitas durante un período especialmente largo. Si, parece una locura, pero un hombre de 59 años ha tenido que ser indemnizado con 7,2 millones de dólares por haber contraído una enfermedad pulmonar crónica llamada bronquiolitis obliterante causada, según sus abogados, por inhalar la mantequilla artificial de las palomitas.


No es el primer caso de este tipo, ya que el elemento inhalado en esta mantequilla artificial es el diacetil, que se usa como un saborizante químico. Pero los otros casos conocidos de la llamada “enfermedad de las palomitas de maíz” sólo habían sido diagnosticados en trabajadores de la industria de este snack salado propio de las salas de cine, no en consumidores del alimento, ya que la cantidad de diacetil que se encuentra en muchos otros alimentos aparte de las palomitas es ínfima, del nivel de microgramos, y sería extremadamente improbable que produjera ningún tipo de efecto como el que se denuncia en este caso.


La enfermedad que puede causar la inhalación de diacetil durante mucho tiempo y de forma contínua, como he comentado, es la bronquiolitis obliterante, una afección que afecta a las vías aéreas más pequeñas de los pulmones, los bronquiolos, provocando su ruptura (de ahí el sufijo “-lisis”) y, a su vez, causando cicatrices que intentaron reparar el daño pero, a su vez, obstruiran poco a poco el espacio de la vía aérea, dando lugar a una dificultad crónica para respirar, de forma irreversible.


Pero, según algunos expertos, como el profesor Miguel Calvo Rebollar, experto en aditivos y colorantes alimentarios de la Universidad de Zaragoza, que este señor estadounidense se haya enfermado por ser un gran amante de las palomitas es prácticamente imposible por la escasa cantidad de diacetil que puedan llevar estas.



“Hasta ahora había sido totalmente desconocido que aspirar el aroma de las palomitas de maíz en la bolsa pueda causar esta enfermedad. La enfermedad está vinculada a la inhalación de cantidades enormes, como los trabajadores de las fábricas. Pero la cantidad que se utiliza en los alimentos son mínimas, son de pocas decenas de microgramos por kilo”



Según el profesor, muchos otros alimentos, como las margarinas o los aceites de cocina, llevan diacetil, y en las mismas cantidades infimas e inocuas, ya que si se usaran grandes cantidades su olor sería contraproducente para su finalidad, que es la de dar sabor, además de que provocaría un sabor dulzón poco agradable e incluso repelente, empeorando también las cosas.


Por todo esto, el profesor Calvo Rebollar duda mucho que el caso de este hombre sea verídico, y que los tribunales se han podido dejar influenciar por ideas extrañas y sin razones lógicas.


Como véis, cada día se ven y oyen cosas más raras por el mundo.


Vía: BBC.


Imágenes: Archivos de Bronconeumología / SXC





via Medciencia http://www.medciencia.com/las-palomitas-de-maiz-pueden-causar-una-enfermedad-pulmonar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario