Translate

6 de septiembre de 2012

Gmvault, backup de todos nuestros correos de Gmail

Puede que pensar en hacer un backup de Gmail no esté en primer lugar en nuestra lista de tareas. El hecho de que podamos acceder a nuestro correo electrónico desde todas partes es uno de los “encantos” de Gmail, junto con la posibilidad de acceder a todos los otros servicios que nos provee Google como Calendar y Drive. Sin embargo, nunca está de más contemplar todas las alternativas, y si queremos mantener nuestros mails realmente seguros, podemos usar Gmvault , un servicio de backup que nos permite almacenar de forma local nuestros correos.



Hablaremos un poco de los beneficios de Gmvault antes de comenzar a explicar su instalación y funcionamiento:




  • Con el modo full sync podemos sincronizar todos nuestros correos en un directorio único. Además, al tener este directorio simplemente podemos copiarlo y pegarlo en un pendrive para tenerlo con nosotros en todos lados, o subirlo a Dropbox para tener un almacenamiento extra en la nube.




  • Para poder proveer una major experiencia a los usuarios del servicio IMAP de Gmail, Gmvault se encarga de resolver los problemas principales y más comunes para hacer una experiencia más fluida.




  • Los correos que guardemos dentro de un directorio local pueden ser cifrados para aumentar su protección. Así es como se pueden almacenar además en otros servicios de almacenamiento en la nube, no solamente en Gmail.




  • Al no usar bases de datos para organizar el almacenamiento, se pueden acceder fácilmente y moverse a todos lados, como dijimos hace algunas líneas. Gmvault funciona aún cuando eliminamos determinados archivos del directorio, lo que quiere decir que podemos guardar solamente lo que necesitamos.




  • Finalmente, una de las funcionalidades más interesantes de Gmvault es que reconoce todas las personalizaciones que hayamos hecho, como etiquetas, carpetas y más. Esto nos permite recuperar nuestra cuenta de GMail de forma completa cuando, por ejemplo, es borrada por accidente por Google –ha pasado, no tenemos que olvidarlo-.




Gmvault es además un servicio gratuito, un dato más que interesante a tener en cuenta.


Cuando descargamos el instalador de Gmvault, el proceso es muy simple y sigue las guías básicas (al menos en Windows, recordemos que este programa también está disponible en Mac y Linux, y aún así no es difícil de instalar). Cuando lo instalamos le estamos dando ciertos permisos de usuario, algo importante a tener en cuenta sobre todo si estamos preocupados por la seguridad o recibimos una alerta del ordenador. Se nos creará un atajo en el escritorio desde donde podemos accederlo, y también estará disponible en la lista de programas del menú de Inicio.


Aquí empieza la parte complicada, donde un usuario que no está acostumbrado a tener que ingresar comandos puede llegar a asustarse. Pero no teman, en realidad es algo muy simple. Cuando se nos pida ejecutar Gmvault, en el cuadro de diálogo DOS tendremos que ingresar el código gmvault –h. Para poder seguir usándolo, tenemos que tener habilitado el uso de IMAP en nuestra cuenta de Gmail. El proceso para Mac es un tanto diferente, pero por suerte en la página de Gmvault podemos encontrar instrucciones muy detalladas sobre cómo llevarlo a cabo –lo mismo para Linux-.












via Bitelia http://da.feedsportal.com/c/33160/f/538987/s/23266286/l/0Lbitelia0N0C20A120C0A90Cgmvault/ia1.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario